México.- Guanajuato registró un total de 22 ejecuciones en 24 horas. En municipios como Salamanca, Pénjamo, Salvatierra y Valle de Santiago se dieron asesinatos múltiples.

Ante estos hechos, el legislador del Partido del Trabajo, Ernesto Prieto acusó la falta de una estrategia gubernamental para hacer frente a la creciente ola de violencia en la entidad.

-Publicidad-

Esto ocurre al tiempo de la ratificación de Carlos Zamarripa para continuar como fiscal de Guanajuato, luego de 9 años en el cargo.

La entidad se ha convertido en un estado violento, la cifra de crímenes han aumentado de manera alarmante, donde se reportaron más de 174 homicidos dolosos, a comparación del año más alto en el año 2000. La cifra más violenta en los últimos 18 años.

Estas cifras han ido en aumento debido a que la entidad es parte de la ruta en el trasiego de droga, según datos de autoridades federales. Por su parte las autoridades estatales atribuyen esta escalada en crímenes cometidos a causa de la ordena de ductos de Petróleos Mexicanos, esta es una de las entidades con presencia de Huachicoleros.

Recordemos que Guanajuato es una de entidades que no ha tenido alternancia política en los últimos 25 años, ante esta crisis de seguridad el gobernador panista Diego Sinhue no se  ha pronunciado al respecto o fijado alguna estrategia para mermar tales índices de violencia.

En la actualidad, el binomio PAN-PRD gobierna cuatro entidades federativas que cumplen su primer año de gobierno (Durango, Nayarit, Quintana Roo y Veracruz), además de otra que comenzará su sexto año de mandato (Baja California).

Pese a que sólo esta última administración tiene datos suficientes para contrastar sus resultados, los logros de las administraciones pasadas -en estados como Chiapas, Oaxaca, Puebla, Sinaloa y Yucatán– hablan más de gobiernos estancados que producentes.

Por otro lado, está el caso de Chihuahua. Durante el 2017, el primer año del mandato de Javier Corral, el homicidio doloso se incrementó casi la cuarta parte con respecto al anterior administración encabezada por César Duarte.

Según datos aportados por el gobierno del estado y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) sobre la administración del Corral Jurado se registraron más de 600 asesinatos. Hubo un repunte del delito en un 109.5 por ciento.

El bastión panista hoy, está marcado por la violencia. Los demás estados gobernados por blanquiazules corren con la misma suerte, mientras impera por parte de sus mandatarios la arrogancia y hasta «maquillaje» en cifras de delitos que no dejan bien parado a Acción Nacional.

MO

Te puede interesar:  En Tijuana, acribillan a Samuel Barraza, intérprete de Narcocorridos