México.- La confirmación estuvo a cargo de la propia jefa de gobierno de Ciudad de México.

Y es que luego del “circo de la fallida Refinería de Dos Bocas”, la señora Claudia Sheinbaum hizo cambios radicales en su gabinete.

-Publicidad-

¿Y qué creen?

Que sin pudor, sin vergüenza y sin que le importe la ley, llevó al primer nivel de la política y del poder en la capital del país a uno de los jefes del “narco” que controlan buena parte de la CDMX.

En efecto, la sucesora presidencial número uno, la “supuesta elegida”  –“la primera corcholata del país”–, no dudo en colocar en una de las áreas estratégicas para fines político electorales, a un presunto narcotraficante y criminal señalado por lo opositores desde hace por lo menos una década.

Se trata del ex alcalde de Tláhuac –sí, Tláhuac–, Rigoberto Salgado, quien ya despacha nada menos que en la secretaría de Bienestar Social (Sibiso) por sus siglas.

Por pura casualidad, una dependencia clave para fines electorales, lo que confirma que en las elecciones del 2024, el “narco” llenará urnas también en la capital del país. 

¿Y quién es “Rigo Salgado”?

Poca cosa, además de que entre 2015 y 2018 se desempeñó como delegado de Tláhuac, justo cuando esa demarcación vivió los peores niveles de violencia, en esa demarcación creció como la espuma la mafia criminal del mismo nombre: “Cártel de Tláhuac”.

En realidad se trata de un grupo criminal que llegó a la capital del país en los tiempos de la jefatura de gobierno de López Obrador y que combatió a un adversario criminal del jefe de gobierno; el Cártel de Iztapalapa.

Detrás de Rigoberto Salgado, el brazo mafioso que se encargó de la banda criminal era el mítico Felipe de Jesús Pérez, motejado como “El Ojos”, a quien el Cártel de Sinaloa le encomendó la plaza, con el aval del jefe real, López Obrador.

Por eso, en 2015, López Obrador hizo todo lo necesario para que Rigoberto Salgado se convirtiera en candidato y luego jefe delegacional de Tláhuac, en donde estableció un poderoso feudo de venta de droga, a través de la no menos poderosa “mafia de los moto-taxis”, que eran la mejor forma de distribuir y vender estupefacientes provenientes del “Cartel de Sinaloa”.

El feudo criminal de Salgado se extendió a la trata de mujeres y al cobro de piso; actividad criminal que regenteaban la temible banda de “Los R”.

¿Y quiénes eran “Los R”?

Pocas cosas, los hermanos Rigoberto, Ricardo, Raúl y Rosendo Salgado.

En efecto, los hermanos del Jefe Delegacional, encabezados por el propio “Rigo”, crearon una peligrosa banda criminal que hizo de Tláhuac el terror en la capital del país.

Por eso, y en respuesta de un reclamo reiterado, el entonces jefe de gobierno, Miguel Mancera, autorizó una operativo conjunto entre la policía capitalina y La Marina, para detener al jefe del “Cártel de Tláhuac”.

De esa manera, el 27 de julio de 2017, luego de una refriega que incluyó balaceras callejeras, quema de vehículos y una persecución de película, La Marina abatió a “El Ojos”.

  Horas después de ese golpe espectacular, en el mismo julio de 2017, opositores al naciente Partido Morena en la ALCDMX exigieron la renuncia del jefe delegacional de Tláhuac, Rigoberto Salgado, por presuntos vínculos con “El Ojos”, jefe del narco en Tláhuac.

¿Y qué creen?

  Por orden de AMLO, Morena se opuso a tal renuncia a pesar de que Rigoberto Salgado era el verdadero brazo político de “la mafia de Tláhuac”, integrada por los hermanos Rigoberto, Ricardo, Raúl y Rosendo Salgado.

En esa misma fecha, julio de 2017, el senador Alejandro Encinas –hoy titular de Gobernación–, exigió a Miguel Mancera una explicación del operativo  de La Marina en Tláhuac para abatir a El Ojos.

TE PUEDE INTERESAR: ¿MÁS SEGUROS QUE NUEVA YORK? MATAN A DOS EN TLÁHUAC, IBAN A COMPRAR UN AUTO

Delirante, Encinas comparó el operativo contra el criminal con “el 68”. ¿El Ojos es igual a los “sesentayocheros”? ¿O los estudiantes del 68 eran narcos?

¿Pero qué creen?

Que en 2018 López Obrador impuso a Rigoberto Salgado como candidato de Morena a diputado federal.

 A nadie le importó que es un jefe mafioso al servicio del Cártel de Sinaloa.

Y a partir del viernes 1 de julio del 2022, Rigoberto Salgado, presunto jefe del “Cartel de Tláhuac”, se encargará de los programas sociales del gobierno de Claudia Sheinbaum.

Sí, el crimen organizado asaltó el poder en la CDMX.

Se los dije.