México. La falta de empatía y respeto entre ciudadanos ha incrementado el problema de desabasto de combustible en la Ciudad de México. Algunos culpan al presidente Andrés Manuel López Obrador por sus decisiones precipitadas y otros, pocos, refieren que se está cayendo en una sicosis colectiva. Lo cierto es que los primeros en ser afectados ante rumores y decisiones mal ejecutadas son los ciudadanos de a pie que no prevén situaciones y actúan al calor de los hechos.

En Latinoamérica los casos de crisis han tenido, en algunos casos, repuestas más violentas o similares a las que vivimos hoy en México, sin embargo es importante recordar las actitudes tomadas.

-Publicidad-

Al borde de una crisis económica, los ciudadanos argentinos se vieron en la necesidad de manifestarse ante el alza de precios en artículos de primera necesidad en el año 2018. Fue un año nefasto para Argentina y para la moneda nacional.

En ocasiones dispersas los argentinos llegaron a cometer actos vandálicos al punto de saquear centros comerciales, sobre todo en lugares aledaños a la capital. El problema busca resolverse con la ayuda del Fondo Monetario Internacional.

Un caso similar, pero con la completa responsabilidad de su presidente, es el que viven los venezolanos día con día para poder alimentarse. Durante el mandato del presidente Nicolas Maduro, la moneda de Venezuela se ha devaluado a niveles nunca vistos en Latinoamérica.

La respuesta ciudadana a la escasez se basó en el tráfico de alimentos en el mercado negro y en la desorganización, en primer momento, para la compra de alimentos. La dieta de la mayoría de los venezolanos se basa en yuca y arroz, alimentos que siempre hay en los anaqueles de supermercados.

Te puede interesar:  AMLO Y EL T-MEC: ¿“CHAMAQUEADO”?

En la columna publicada por contrapeso se hace una reflexión acerca de las actitudes tomadas por los mexicanos que hasta el momento ha dado algunas muestras de indiferencia.

Mexicanos sin civismo, quieren cambio y no cambian

MAJA