El pasado fin de semana Omar Chávez, el hijo de la leyenda del boxeo mexicano, Julio César Chávez, sostuvo una pelea contra Rafael Ortíz en Culiacán, Sinaloa y perdió por decisión unánime.

Aunque para algunos de los comentaristas y especialistas Omar Chávez peleó bien, para otros la realidad es que recibió una golpiza por parte de Rafael Ortíz.

-Publicidad-

Durante los 10 asaltos del combate, Omar Chávez recibió mucho castigo por parte del contrincante. Y aunque no lo hizo mal, al final sumó su tercera derrota consecutiva.

Pese a que Omar Chávez conectó buenas manos, incluso mandando a la lona a su rival, no pudo imponerse ante los ojos de los jueces. Esto debido a que Ortíz se repuso con combinaciones bien ejecutadas, mismas que le valieron la victoria en el Julio César Chávez Sports Center.