Aunque la acusación recién salió a la luz, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) tiene varios años investigando una red de peculado. Entre los involucrados está el lavado de dinero de Gloria Trevi y su esposo, Armando Gómez.

Por el lejano 2015, la UIF recibió un aviso de parte del sistema bancario mexicano. Lo anterior luego de encontrar daños sin explicación a la empresa de la cantante: Fuego con Fuego Representaciones, S.A. de C.V.

-Publicidad-

Y es que el representante legal y un socio eran dos jóvenes de 21 años. Christopher B. y Armando R. Incluso, se pudo encontrar que eran accionistas de seis empresas más con ingresos multimillonarios, todas ellas con el mismo teléfono y domicilio.

Ante estas sospechas, la UIF determinó que la compañía de Trevi podría ser una fachada para el lavado de dinero con facturas simuladas.

Ya para el 2015, Fuego con Fuego Representaciones, S.A. de C.V. habría realizado movimientos atípicos a su actividad financiera habitual, lo que llamó más la atención de las autoridades.

Luego del lanzamiento del décimo disco de Gloria Trevi, su empresa recibió un pago de 32 millones de pesos. Dinero que retiró de manera inmediata sin dejar la reserva que por obligación deben tener todas las empresas para liquidez.

Seis años después la Unidad logró recabar todas las pruebas suficientes para poder vincular a la cantante regiomontana a la investigación por lavado de dinero.

IMSS encabeza la lista de instituciones de salud con más quejas durante la pandemia

Te puede interesar:  Zhenli Ye Gon, acusa de persecución y exige justicia por su caso