México.  El Hospital de Traumatología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicado en Lomas Verdes, Estado de México, se ha convertido en un foco de infección del virus SARS-CoV-2. En este sentido, por lo menos, nueve miembros de su personal médico dieron positivo a la prueba de Covid-19

Lo anterior se basa en una columna elaborada y publicada por la periodista Peniley Ramírez en el diario El Universal. En dicho trabajo, la también poeta, expresó cuál pudo haber sido el primer caso de la enfermedad en dicha institución de salud, así como cuáles son las condiciones que enfrentan los integrantes  del organismo. 

-Publicidad-

De acuerdo con la investigación de Ramírez, la primera paciente con Covid-19 en el Hospital de Lomas Verdes, pudo ser una chica de 24 años de nombre Angélica

Resulta que tras ser víctima de un accidente, la joven arribó al Centro de Traumatología el día 22 de marzo del año en curso. Después de una operación y varios cambios de piso, Angélica fue diagnosticada con una neumonía parecida a la que contraen los pacientes de coronavirus

En las radiografías de la muchacha se pudo observar una gran mancha en sus pulmones, razón por la que los médicos de la institución accedieron a aplicarle la prueba de Covid-19 el 26 de marzo. Sin embargo, los resultados llegaron demasiado tarde y la paciente falleció al día siguiente. 

Con base en los testimonios de la Dirección del Hospital de Lomas Verdes, el examen aplicado en Angélica resultó negativo. Lo cierto es que después, varios médico que tuvieron contacto con la joven, se convirtieron en víctimas del SARS-CoV-2. 

¿Qué pasa con los médicos infectados?

En su columna, Peniley Ramírez manifestó que la clínica del IMSS de Lomas Verdes aceptó que nueve miembros de su personal resultaron afectados. No obstante, el organismo, aseguró contar con todas las medidas y herramientas necesarias para afrontar la situación. 

Ahora bien, la versión de los y las médicos del Hospital, es diferente a la brindado por las autoridades. Resulta que los trabajadores contagiados en la institución, aseguraron que ellos mismos tuvieron que financiar sus pruebas y tratamientos contra el Covid-19.

Asimismo, manifestaron que los integrantes del centro hospitalario que resultaron positivos al coronavirus, están regresando a la infraestructura, aún si comprobar que el virus haya desaparecido de sus cuerpos. «No quieren aceptar que nos contagiamos en el trabajo, nos están mandando a morir», concluyó el trabajo de Ramírez

 ksgm

Te puede interesar:  Se avecina la peor crisis económica de México: Exsecretario de SHCP