La llegada de Evo Morales a México no es casual. El exmandatario boliviano cuenta con una red de contactos en nuestro país. Particularmente, un asesor ligado al diputado Gerardo Fernández Noroña podría ser el vínculo entre Evo y Morena.

Se trata de Israel Arconada Gómez, mejor conocido como Katu Arkonada, quien en su momento formó parte del gobierno de Morales en Bolivia y hoy trabaja para Morena.

vínculo entre Evo y Morena
Katu Arkonada, asesor de Morena junto a Yeidckol Polevnsky, presidenta del partido.

¿Quién es Katu Arkonada?

-Publicidad-

En febrero, el periodista español Pablo Sánchez Olmos publicó en el periódico El Mundo un texto que describe a Arkonada como el “asesor estratégico que ha empujado a Morena a dar su apoyo al régimen de Nicolás Maduro”.

En aquellos días, el gobierno del presidente López Obrador se había negado a reconocer a Juan Guaidó como presidente de Venezuela y dio su respaldo al régimen chavista de Maduro.

vínculo entre Evo y Morena
Katu Arkonada con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro

De acuerdo con el periodista, Arkonada trabaja desde 2015 para Morena. Primero se desempeñó como asesor de Dolores Padierna y René Bejarano. Actualmente trabaja con el diputado Fernández Noroña.

El vínculo entre Evo y Morena

Sin embargo, antes de llegar a México, tuvo un largo recorrido por América Latina, colaborando con gobiernos del bloque bolivariano.

Antes de llegar a México trabajó en Bolivia para el gobierno de Evo Morales.

En 2009 se encargó de crear en Bolivia el Viceministerio de Planificación Estratégica. Posteriormente fue asesor de la Unidad de Desarrollo Constitucional y del ministerio de Relaciones Exteriores.

Más tarde, obtuvo la nacionalidad boliviana y se convirtió en  jefe de Gabinete de la Ministra de Comunicación de Bolivia, Gisela López.

Representante del chavismo en México

Pero en realidad, Arkonada es de origen español. Inició su trayectoria política durante la década de los noventa como militante de Askapena, una organización perteneciente al grupo terrorista vasco ETA. Pero tras la detención de algunos militantes del movimiento cercanos a su grupo, dio el salto a América Latina.

Primero llegó a Cuba. Luego se convirtió en embajador de Euskal Herria (País Vasco) en el Foro de Sao Paulo, evento que reúne anualmente a gobiernos y partidos de izquierda asociados al bloque bolivariano. Luego, entre 2006 y 2009, él mismo quedó a cargo de la organización de los foros.

TE PUEDE INTERESAR: Diputada bolivariana de la CDMX olvida la tarea por pensar en Evo 

Lo anterior le permitió crear una red de contactos con la izquierda latinoamericana que incluye al expresidente de Ecuador, Rafael Correa; a Timochenko, líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC); y sobre todo, al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Fue su trabajo en el foro de Sao Paulo lo que lo catapultó a Bolivia. Sin embargo, diferencias con liderazgos de la izquierda vasca lo forzaron a emigrar. 

Fue entonces cuando llegó a México como representante del representante de la Red Intelectuales en Defensa de la Humanidad. Se trata de una fundación financiada por el gobierno de Venezuela que “sirve como fachada para extender los vínculos del chavismo con otros países”. De ese modo estableció su relación con Morena, desde donde hoy defiende el asilo político para Evo Morales

Te puede interesar:  ¿Quién podría temblar con la reforma de extinción de dominio?