El Presidente Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano Grijalva expresó que el asesinato de los dos sacerdotes jesuitas y un laico en Cerocahui, Chihuahua, colmó la situación de violencia e inseguridad a la que se enfrenta nuestro país y reafirma que la estrategia que ha implantado el gobierno federal , y que el presidente está empecinado en continuarla, es un fracaso.

«Lo que aconteció el pasado lunes, en Cerocahui, en la Sierra Tarahumara, es la gota que derrama el vaso de una estrategia fallida de combate al crimen organizado, no recibieron abrazos sino balazos los jesuitas asesinados» enfatizó.

-Publicidad-

El líder perredista recalcó que es urgente que el gobierno de López Obrador deje de hacerse tonto insistiendo en su estúpida estrategia que no está dando resultados positivos, ahí están los datos duros de la violencia criminal en México. «Este acontecimiento ha convocado la atención y la condena internacional, es un claro llamado de alerta, es un foco rojo que exige se cambie de estrategia».

Zambrano Grijalva señaló que los nexos del gobierno federal con el narcotráfico están afectando a las y los ciudadanos. “Las bandas delincuenciales están adueñándose del país, de la seguridad de todas y todos ”, enfatizó.

El dirigente perredista exigió al gobierno federal se esclarezca este crimen y que haya justicia por todas las víctimas que han perdido la vida a manos de delincuentes que se sienten con impunidad por el mensaje cómplice que han recibido desde Palacio Nacional.