La pregunta que flota en el aire en estos días es qué le ha ofrecido el presidente Andrés Manuel López Obrador a la dirigencia nacional del PRI para que considere respaldar su iniciativa de reforma energética.

Y parte de la respuesta podría estar en Hidalgo, uno de los estados en donde habrá elecciones el próximo año para renovar la gubernatura.

-Publicidad-

En círculos políticos circula la versión de que López Obrador ofreció a la dirigencia del PRI permitir que conserve dicha gubernatura a través de Carolina Viggiano Austria, secretaria general del CEN priista y esposa del coordinador de la bancada de este partido en San Lázaro, Rubén Moreira López.

Carolina Viggiano no es bien vista por el actual gobernador, Omar Fayad, pero el CEN del PRI tiene todas las facultades para imponerla como candidata, lo cual hará si cuenta con la promesa de López Obrador de que Morena se hará a un lado para dejarla ganar.

Hidalgo representa una zanahoria muy apetitosa para las cúpulas del PRI, pues a Moreira le permitiría encumbrar a su esposa como gobernadora, mientras que Alejandro Moreno Cárdenas, el presidente del CEN, le permitiría “presumir” que logró conservar una gubernatura.

La dirigencia del PRI no tendría muchas dificultades para imponer a Viggiano como candidata, toda vez que los otros grupos priistas estatales están atomizados por los problemas que sus líderes, Jesús Murillo Káram y Miguel Angel Osorio Chong,  enfrentan con la “4-T”.

“Alito”, el dirigente nacional del PRI, afirmó ayer que su partido no tiene prisa por definir su posición y que no se dejará presionar por nadie. Lo que no dijo es que está ganando tiempo para valorar si le entra a respaldar la reforma regresiva impulsada por López Obrador a cambio de Hidalgo y de otras cosas más.

Te puede interesar:  PRI da espaldarazo a dictamen de la Guardia Nacional

JC