La sociedad está indignada. Algunos apoyan y otros dicen que es atentado contra la identidad de los menores, pero parece que nadie leyó bien de qué se trata.

Resulta que el gobierno de la Ciudad de México aprobó el uniforme neutro para las escuelas primarias. Dicho de otro modo, que los niños podrán usar falda y las niñas pantalón. Pero ojo con esta información, no se confunda.

Ni los niños están obligados a usar falda, ni las niñas deben llevar pantalón todos los días. La idea es diversificar, lograr que no haya discriminación por la ropa que quieras usar, aprender a respetar y ser tolerantes con las personas que piensan diferente.

Además, para los que no leyeron bien, para poder usar falda o pantalón tiene que haber una previa autorización de los padres, o sea que no podrán llevarla así porque sí, porque no se secó el pantalón y se ponen la falda de su hermana. La medida es una forma de darle oportunidad a los menores de decidir sobre su ropa.

Para algunos la medida es muy agresiva y hay quienes dicen que es un atentado contra identidad de los menores, pero un niño no se va a volver gay por ponerse una falda y una niña no será hombre si se pone pantalón.

Para muchas jóvenes la opción de usar pantalón es una medida que las cuida del frío, de la lluvia, de lo incómodo que puede ser usar una falda corta. Para los niños, usar short o falda puede ser la opción ante el calor o pueden decir no hacerlo y no pasa nada.

Te puede interesar:  ¿Quién nos cuida de la policía?

En realidad el tema de fondo es que no estamos listo para ser tolerantes. Ante la ola de violencia que se vive en la Ciudad de México, valdría la pena pensar que cualquier medida que ayude a erradicar la discriminación es un avance significativo para reducir la violencia, sí como lo lee, y es que entre menos odio exista, más amor y paz.