Alemania. En la celebración de un desfile militar y en compañía del actual presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski; la canciller de Alemania, Ángela Merkel sufrió un severo malestar que le causó un temblor incontrolable en piernas y brazos.

Mientras atendía la escucha de los himnos alemán y ucraniano, la canciller intentaba, sin éxito, calmar los temblores en su cuerpo, tomando su mano una y otra vez, con expresión nerviosa .

Más tarde, en una comparecencia ante los medios, Merkel aseguró que sólo se trataba de deshidratación «Estoy bien, me he bebido al menos tres vasos de agua, que pareque que me faltaban, ahora me siento de nuevo bien».

Por su parte, el presidente ucraniano, la apoyo manifestando que la había visto «muy segura«.

VR