México. Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que la construcción del aeropuerto en Santa Lucía sí ha sido afectado por la «lluvia de amparos» que tiene en contra.

A pesar de que el mandatario declaró que el Poder Judicial ya desechó algunos amparos «que no tenían fundamento», reconoció que sí están afectando los trabajo de Santa Lucía y del lago Nabor Carrillo (hay que recordar que también hay amparos para detener el proyecto de rehabilitación del lago de Texcoco).

Al respecto, reiteró que sus opositores están en derecho de manifestarse y nuevamente señaló a Claudio X. González como el responsable de los amparos.

«Los amparos de Texcoco se van a resolver pronto, no tienen razón, es un asunto de nuestros adversarios; un capricho de Claudio X. González y su grupo, no estoy inventando nada, ellos mismos lo sostienen, están en su derecho de expresarse, de manifestarse, de oponerse, nada más que no tienen razón», destacó.

CA