México.- La iniciativa de reforma a la Ley de Industria Eléctrica que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador a la Cámara de Diputados, traería más problemas que beneficios, esto tan solo en el aspecto económico.

Y es que la propuesta de indemnizar a los afectados por las medidas regresivas de la reforma eléctrica, costaría hasta 15 veces lo que se pagó por la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco.

-Publicidad-

Especialistas en materia energética aseguran que la reforma eléctrica provocaría una gran cantidad de litigios entre el gobierno federal y empresas y gobiernos; incluso los litigios alcanzarían instancias internacionales.

De acuerdo con Gerardo Prado, socio del despacho Sánchez Devanny, el costo de los procesos legales abiertos por empresas afectadas sería de unos 80 mil 679 millones de dólares.

“El costo de manejo de los litigios nacionales e internacionales, así como las indemnizaciones a cubrir a los inversionistas y estados involucrados, pueden ser enormes, se habla de 10 o 15 veces lo que significó la cancelación del aeropuerto de Texcoco”, sostuvo. 

La cancelación del NAIM de Texcoco le ha costado al gobierno del presidente López Obrador 113 mil 327 millones de pesos, es decir 5 mil 378 millones de dólares.

Te puede interesar:  El peligro que representa AMLO... ¿hasta cuándo se darán cuenta?