México.- En caso de que el Congreso de la Unión no avale a ninguno de los candidatos a magistrado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) correspondientes a la terna del presidente Andrés Manuel López Obrador enviado al Senado, el político tabasqueño tendrá que enviar otro listado, probablemente parecido a los perfiles que conforman las jueces Celia Maya, Loretta Ortiz y el juez José Luis González Alcántara Carrancá.

Las primeras, partidarias del instituto político fundado por López Obrador hace cuatro años: Morena, quienes carecerían de autonomía en las decisiones de la Corte y por las que las han señalado de ser las «ministras carnalas» de AMLO.

-Publicidad-

Aunado a lo anterior, si el presidente López Obrador enviará una nueva terna y el Senado no lo aprobara de nueva cuenta, por mandato constitucional, sería el oriundo de Macuspana quien decida al ministro o ministra que quiera y en este caso, convenga a sus intereses.

Artículo 94 de la Constitución: «Para nombrar a los Ministros de la Suprema Corte de Justicia, el Presidente de la República someterá una terna a consideración del Senado, el cual, previa comparecencia de las personas propuestas, designará al Ministro que deba cubrir la vacante. La designación se hará por el voto de las dos terceras partes de los miembros del Senado presentes, dentro del improrrogable plazo de treinta días. Si el Senado no resolviere dentro de dicho plazo, ocupará el cargo de Ministro la persona que, dentro de dicha terna, designe el Presidente de la República.

«En caso de que la Cámara de Senadores rechace la totalidad de la terna propuesta, el Presidente de la República someterá una nueva, en los términos del párrafo anterior. Si esta segunda terna fuera rechazada, ocupará el cargo la persona que dentro de dicha terna, designe el Presidente de la República«.

Es decir, un juego en el que por mandato constitucional, el tabasqueño no tiene nada que perder.

Te puede interesar:  AMLO llama mentirosos e hipócritas a quienes lo acusan de censura

MO