En el Itinerario Político del pasado 3 de agosto, dijimos que el presidente López Obrador se había confirmado como “el mejor remedo” –la mejor copia–, del dictador Benito Mussolini.

Hoy, en su participación virtual ante la ONU, el mandatario mexicano ratificó que es vulgar copia –copia, al fin y al cabo–, del dictador intaliano.

-Publicidad-

Es decir, queda claro que hoy, López Obrador y Benito Mussolini “son como dos gotas de agua”.

     Pero vamos por partes.

Vale recordar que la primera alusión de la admiración del mandatario mexicano por el dictador italiano se produjo el 21 de marzo del 2020 –en otra ocurrencia mañanera–, en donde Obrador elogio a Mussolini y hasta lo comparó con Juárez?

Así lo dijo: “Mussolini se llama Benito porque su papá admiraba a Benito Juárez, a quien muchos admiraban en el extranjero. Por eso le pusieron Benito a Mussolini… un dirigente con dimensión mundial… y claro, que sus criticos hagan su trabajo… yo por qué”.

Como también saben, Obrador volvió al tema en los últimos días de agosto, cuando dijo que –a pesar de la pandemia–, el 15 de septiembre encabezaría –desde Palacio Nacional–, la ceremonia de El Grito.

Finalmente, en su primera participaciòn virtual ante la ONU –el 22 de septiembre–, y en una desafortunada decisión que le valió una paliza en redes, Obrador volvió a comparar a Mussolini con Benito Juárez.

Pero lo interesante del retorcido intento de AMLO por comparar a Juárez con Mussolini, es que López pretende justificar sus afanes dictatoriales con la revelación “chabacana” y “delirante” de que Mussolini fue bautisado como Benito, por la admiración a Juárez.

En pocas palabras, Obrador pretende que la voz popular mexicana encuentre una supuesta identidad entre Mussolini y Juárez, que sea capaz de justificar las decisiones dictatoriales y totlitarias del presidente mexicano.    

Y es que, en los hechos, López Obrador es una copia –en sepia–, del padre del fascismo, Benito Mussolini.

Y si lo dudan, aquí las pruebas.

1.- Benito Musollini es el padre del Fascismo, mientras que un siglo después, el presidente mexicano es uno de los más fieles seguidores de las prácticas fascistas, desde el poder.

2.- Mussolini y Obrador crearon su propio partido para llegar al poder; el italiano creó el Partido Nacional Fascistas y el mexicano el Partido Morena.

3.-. Obrador y Musollini se identifican por usar la violencia como escala de ascenso político; en su juventud, Mussolini mató a amigos y compañeros de escuela, mientras que AMLO mató a un hermano y a un amigo.

4.- Durante una década, Mussolini desarrollo un discurso contra las élites del poder en Italia y contra los comunistas, “los camisas rojas”; mientras que AMLO llegó al poder gracias a la polarizacion social y la lucha de clases; ricos contra pobres; buenos contra malos; liberales contra conservadores.

5.- Igual que Mussolini, López alienta un exacerbado nacionalismo, el que le sirve como propaganda conra los enemigos imaginarios.

6.- Mussolini y AMLO llegaron al poder gracias a una fuerte campaña de propaganda, sustentada en mentiras, engaños y al uso de la violencia discursiva y física.

7.- De igual manera, Mussolini y Obrador inventaron un enemigo común; AMLO inventó a los conservadores y Mussolini a los comunistas.

8.- El “culto a la personalidad” es la base del control político, basado en “lealtad a ciegas” y en purgas permanentes.

9.- Mussolini, igual que AMLO, violentó todo el Estado de derecho; las reglas básicas y creó sus propias leyes.

10.- Igual que Mussolini, Obrador jugó por años con los temores y la esperanza de la sociedad; miedo al incremento de la violencia y el crimen; miedo a la amenaza de Estados Unidos y al neoliberalismo y, por el contrario, alento la esperanza de hacer realidad el señuelo de “primero los pobres”.

11.- En el poder, Mussolini, igual que AMLO, persiguió a la prensa y a los periodistas críticos; prohibió las manifestación –como el caso de FRENA en México–, y destruyó la independencia de poderes Legislativo y Judicial.

12.- Para quitar del camino a sus opositores, Mussolini ordenó darle muerte, mientras que en México caen helicópteros, como en el que viajaban Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle; tragedia que nadie investigó.

13.- Mussolini mandó matar a su principal opositor, Giacomo Matteotti, y cuando el cuerpo fue encontrado masacrado, en medio del espanto general, Mussolini asumió la responsabilidad y promovió indultar a los criminales.

14.- López Obrador ordenó liberar a Ovidio Guzmán “El Chapito” y en medio del asombro general, no solo asumió la responsabilidad de la decision ilegal de la liberación, sino que promueve amnistía a los criminales.

15.- Mussolini es considerado un criminal de Estado, mientras que AMLO lleva el sello de casi un cuarto de millon de muertes, en el mayor crimen de Estado cometido en México.

Se los dije, Obrador es un peligro para México.