México.- Muchos decían que Andrés Manuel López Obrador era diferente por no usar el avión presidencial y por no vivir en Los Pinos como los demás mandatarios.

Sin embargo, una vez que se supo que el tabasqueño mandó a realizar algunos arreglos al Palacio Nacional, lugar donde ahora reside, muchos pensaron que sería austero, tal y como pregona que todos los funcionarios y servidores públicos deberían de vivir, pero no es así.

-Publicidad-

Ahora se sabe que el Palacio Nacional será, literalmente, la casa donde vivirá como príncipe.

EJRM