México. La mañana de este domingo Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, se presentó en el Campo Militar 1A de la Ciudad de México frente a las Fuerzas Armadas de México, donde pidió el apoyo a las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Marina-Armada (Semar) para que se pueda conformar una Guardia Nacional.

Sin embargo, López Obrador violó uno de los protocolos al presentarse en el campo militar, puesto que solamente el presidente de México puede hacerlo.

De acuerdo a la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos en su titulo tercero «Niveles de Mando en el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos», Capitulo ll «Mando Supremo»; indica en su artículo 11 que el «Mando Supremo corresponde al Presidente de la República, quien ejercerá por sí o a través del Secretario de la Defensa Nacional; para el efecto, durante su mandato se le denominará Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas».

Cabe destacar que Andrés Manuel López Obrador no tiene la facultad de ordenar a ningún mando del Ejército, ya que continúa siendo presidente electo hasta el día de su posesión que será el próximo 1 de diciembre.

López Obrador ha sido el único próximo mandatario de romper los protocolos, pues ningún otro electo se había reunido con los militares y marinos antes de asumir el cargo.

DC

Te puede interesar:  La 4T va tras Mancera y su secretario por lavado de dinero