Al haber respaldado la liberación de Ovidio Guzmán López, quien fue capturado este jueves en Culiacán, Sinaloa, como parte de un operativo realizado por fuerzas federales, el presidente Andrés Manuel López Obrador habría violado el artículo 150 del Código Penal Federal, por lo que enfrentaría una pena de entre 8 y 20 años de prisión.

El artículo 150 del Código penal indica:

-Publicidad-

Se aplicarán de seis meses a nueve años de prisión al que favoreciere la evasión de algún detenido, procesado o condenado. Si el detenido o procesado estuviese inculpado por delito o delitos contra la salud, a la persona que favoreciere su evasión se le impondrán de siete a quince años de prisión, o bien, en tratándose de la evasión de un condenado, se aumentarán hasta veinte años de prisión.

Asimismo, el artículo detalla que si quien propicie la evasión fuese un servidor público –como es el caso de López Obrador– “se le incrementará la pena en una tercera parte de las penas señaladas en este artículo, según corresponda. Además será destituido de su empleo y se le inhabilitará para obtener otro durante un período de ocho a doce años”.

Es decir, que si se le suma una tercera parte a las condenas mínimas y máximas arriba señaladas –den entre 6 y 15 años, considerando que Ovidio Guzmán no ha sido condenado– López Obrador enfrentaría entre 8 y 20 años de cárcel.

Este viernes, López Obrador reconoció en conferencia de prensa que él respaldó la decisión de liberar a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín «El Chapo» Guzmán, supuestamente para pacificar la situación y evitar una masacre en Culiacán.

Te puede interesar:  ¿Propaganda de AMLO? Programas clientelares tendrán su propia conferencia

Y es que luego de la detención de Guzmán López durante un operativo, grupos de civiles armados ligados al capo desataron una ola de balaceras en la ciudad para exigir su liberación.