México.- El presidente Andrés Manuel López Obradro busca que el control del litio pase a manos del Estado y que este sea el único de explotarlo.

Con la iniciativa de reforma en materia energética que envió al Congreso de la Unión, el titular del Ejecutivo propone que el litio sea un recurso estratégico como el petróleo.

-Publicidad-

En su habitual conferencia matutina manifestó que “tenemos que proteger este mineral codiciado. Es de la nación, no [podemos] permitir que pase a manos de corporaciones o de poderes hegemónicos”.

Este mineral, considerado por muchos como “el petróleo del futuro” y “el oro blanco”, es utilizado para muchas cosas, entres las que destacan en el sector de la electromovilidad, las baterías de equipos electrónicos, los sistemas de almacenamiento de energía, los medicamentos antidepresivos e incluso en la industria nuclear. 

Ante el anuncio del gobierno de Chile, líder regional en la producción de litio, sobre que la demanda de este material en el mundo aumentará un 80 por ciento para 2030, el gobierno mexicano no quiere verse superado.

Menos aún, después de que hace tres años la empresa anglocanadiense Bacanora Minerals encontrara el yacimiento de litio más grande del mundo en Sonora; la compañía, además, había conseguido una concesión por 50 años.

Por ello, el gobierno mexicano busca blindar el control del litio a futuro con la reforma energética, dejando de entregar nuevas concesiones para explotar el material.

Te puede interesar:  “Quita los tuyos para poner los míos”: la Reforma Electoral de Morena