Hay un dicho que dicta: «todos los caminos llevan a Roma». Este podría ser aplicable al presidente Andrés Manuel López Obrador, pero con una pequeña modificación: «todos los caminos llevan a Texcoco».

Esto en referencia al caso de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el cual estaba realizándose en Texcoco desde el sexenio anterior, pero ante la llegada de la Cuarta Transformación esta idea fue desechada y López Obrador decidió que mejor se construyera en la terminal de Santa Lucía.

La semana pasada un juez determinó dar una suspensión definitiva para Santa Lucía, la cual determina la necesidad de “revisar a fondo el juicio de amparo y las pruebas planteadas por las partes; en sentencia resolveré si es viable desde el punto de vista económico y técnico el aeropuerto de Santa Lucía”, comentó Gerardo Carrasco, miembro de #NoMásDerroches, en entrevista con Contrapeso Ciudadano.

La semana pasada un juez determinó dar una suspensión definitiva para Santa Lucía

De acuerdo al gobierno de la 4T, se canceló el proyecto de Texcoco por los altos costos que representaría, pero, ¿cuánto se ha gastado el gobierno en su capricho de Santa Lucía?

  • El sistema Santa Lucía-Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México-Toluca tiene costos por 174 mil 594 millones de pesos.
  • El último monto oficial del proyecto de inversión para el NAIM registrado ante la Secretaría de Hacienda fue de 202 mil 527 millones de pesos.
  • El monto principal del actual proyecto es de casi 92 mil millones de pesos.

Pero las cosas no quedan aquí, ya que también existen otros gastos que aún no se tiene contemplados:

  • Finiquitos por 14 mil 630 millones de pesos para tres contratos mayores del NAIM.
  • Recompra de mil 800 millones de dólares de los bonos de deuda para financiar el NAIM.
  • El pago de 4 mil 27 millones de pesos de intereses por devolución a quienes invirtieron en ese aeropuerto por medio de un Fideicomiso de Inversión y Bienes Raíces (Fibra).
  • 3 mil 274 millones para sacar instalaciones de Sedena y Marina del AICM.
  • 750 millones para licitar la ampliación de la Terminal 2 del AICM.
  • 698 millones para los estudios de preinversión de la Terminal 3 del AICM.
  • 885 millones de los estudios previos para Santa Lucía.
Te puede interesar:  AMLO, con 3 buenas decisiones en materia económica
Los gastos se han elevado desproporcionalmente

Debemos destacar que la mayor parte de los costos de esta obra saldrán del erario, ya que la TUA del AICM que financiaba en parte al NAIM se tiene que seguir destinando a pagar intereses de tenedores de bonos, lo cual es de 4 mil 200 millones de dólares que el Gobierno no recompró.

Ante estas cifras, ¿no sería prudente que el presidente Andrés Manuel López pensara si no es mejor que se regrese al origen y seguir con el aeropuerto en Texcoco?

¿Y si mejor se regresan a Texcoco?

Si estos datos no son alarmantes, se dio a conocer que el Aeropuerto de la Ciudad de México presenta hundimientos en sus cimientos de entre 21 a 30 centímetros anualmente, por lo que se requiere un dictamen actualizado de los daños estructurales en las terminales 1 y 2 tras los sismos de septiembre de 2017.

La administración de la terminal aérea reconoció que, aunque se han realizaron obras correctivas y de reforzamiento en las instalaciones para mantenerlo en adecuadas condiciones después de los temblores, hay evidencias de la existencia de hundimientos.

El Aeropuerto de la Ciudad de México presenta hundimientos en sus cimientos