En octubre del 2006, Andrés Manuel López sí hizo eso aquello de lo que ahora acusa sin pruebas a Lilly Téllez.  Ese mes, el entonces candidato perdedor a la Presidencia de la República ordenó a los senadores del PRD que increparan al presidente Vicente Fox y que le impidieran subir a la tribuna del Senado para entregar la Medalla Belisario Domínguez.

Ante las claras amenazas y el riesgo que corría su integridad física, Fox decidió no acudir al Senado, en lo que fue la primera vez que un presidente no entregaba la presea.

-Publicidad-

Había razones de sobra para temer una agresión. Un mes antes, por instrucciones de López Obrador, los legisladores del PRD le impidieron a Fox subir a la tribuna de la Cámara de Diputados para presentar su último informe de gobierno.

AMLO se queja de Lilly Téllez

La rijosidad de los legisladores del PRD, que ahora están en su mayoría en Morena, fue razón suficiente para que el Estado Mayor Presidencial determinara que no había forma de garantizar la integridad física de Fox en el Senado.

El 6 de diciembre del 2017, la entonces senadora de Morena, Layda Sansores, –incondicional de López Obrador–  increpó en la Cámara Alta al presidente Enrique Peña Nieto, a quien le reclamó por la corrupción en el país.

Pero ahora que está en la Presidencia, López Obrador tomó un simple tuit de la senadora del PAN Lilly Téllez para decir que la legisladora le había organizado que se le faltara al respeto en la sede del Senado.

En realidad, se trató de un pretexto del presidente para no acudir al Senado, en donde seguramente recibiría críticas de la oposición.

Pero una cosa son las críticas y otras las agresiones que él sí ordenó que se cometieran contra Vicente Fox en el 2006.