El presidente Andrés Manuel López Obrador no solo no apoyó a las familias que perdieron su empleo debido a la pandemia del Cóvid-19,  sino que ahora quiere que quienes lograron auto emplearse para obtener algunos ingresos se “mochen” con su gobierno.

La Miscelánea Fiscal enviada al Congreso por el presidente Andrés Manuel López Obrador que este martes se discute en el Senado contempla multas hasta por 11 mil 600 pesos a las personas físicas que realizan alguna actividad económica sin estar dadas de alta en el SAT.

-Publicidad-

Analistas financieros sostienen que esta disposición, contenida en el artículo 80 del Código Fiscal de la Federación, está dedicada a las “Nenis”, que es como se conoce a las personas –mujeres en su gran mayoría— que se dedican a las ventas por catálogo o que realizan entregas de productos en estaciones del Metro.

La pandemia del Cóvid-19 y la crisis económica que ya existía antes de este fenómeno detonó  la multiplicación de las “Nenis” a nivel nacional, al grado de que, de acuerdo con un estudio realizado por las empresas TALA, Metrics y Estafeta, actualmente hay en el país 5.2 millones de personas en este sector.

AMLO quiere que las «nenis» también paguen impuestos

Estas “Nenis” generan ingresos por aproximadamente 9.5 millones de pesos al día en conjunto, lo que, según analistas financieros, representa muy tentador para el gobierno en cuanto a la posibilidad de gravar esta actividad comercial.

Las “Nenis” surgidas de la pandemia del Cóvid-19 son en su gran mayoría mujeres. Debido a que al perder sus empleos decidieron capacitarse para hacer manualidades, bisutería y artículos para el hogar desde su casa y ofrecerlos a través de las redes sociales.

En el caso de la Ciudad de México es muy común que las entregas de productos se realicen de manera presencial en estaciones del Metro y en el resto del país en lugares públicos conocidos o en algunos casos a través de empresas de mensajería.

JC