México. El presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a no dejar «tiradas» las obras que se realicen en su sexenio, como el Tren Maya, la refinería en Dos Bocas, el Corredor Transístmico, carreteras, aeropuerto de Santa Lucía, las cuales deberán concluirse y quedar funcionando al terminar su mandato.

Así lo dejó claro el mandatario tabasqueño durante su informe de 100 días de Gobierno.

-Publicidad-

Además, López Obrador recriminó que las administraciones pasadas dejaron a medias y sin concluir, centros de salud, hospitales, presas, acueductos, canales de riego, escuelas, trenes, entre otros. Por ello se comprometió a no repetir la historia con los proyectos propios.

«Hemos hecho el compromiso de no iniciar ningún proyecto de gran escala que no podamos terminar durante nuestro mandato; es decir, el Tren Maya, la refinería, el Corredor Transístmico, las carreteras, el aeropuerto y todo lo que hagamos deberá concluirse y quedar funcionando en el sexenio”, afirmó el presidente de México.