México. A raíz de los problemas en Morena, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que no opinará pues ya no es de incumbencia ahora que es presidente.

Desde Hermosillo, Sonora donde se llevó a cabo la reunión de seguridad y la conferencia mañanera, el mandatario fue increpado sobre los diversos problemas en el partido del cual es fundador.

-Publicidad-

A eso, resaltó que «ya no hay partido de Estado»:

«No tengo opinión porque no me corresponde, yo soy presidente de México, represento a todos los mexicanos, no puedo actuar como era antes como el jefe del partido, ya no hay partido de Estado, yo no puedo intervenir en asuntos partidistas», señaló.

Por ello, resaltó que el poder Ejecutivo ha cambiado pues desde los tiempos de Porfirio Díaz, dicho poder «mandaba» a los poderes Judicial y Legislativo.

«Nosotros estamos inaugurando una etapa nueva, ya no interferir en asuntos que corresponden a los partidos, ser respetuosos de los poderes, de la soberanía de los estados, es lo que llevamos a la práctica«.

Finalmente, López Obrador recomendó a los partidos hacer el compromiso de hacer efectiva la democracia para que se pueda construir «una verdadera democracia y desaparezca la corrupción».

CA