El presidente Andrés Manuel López Obrador sigue demostrando la poca importancia que le da al tema de la pandemia de coronavirus, esa misma que ha afectado severamente a países como Italia, España, China, Estados Unidos, entre otros.

Han sido los mismos gobernadores de las entidades federativas los que, día con día, establecen medidas preventivas para su población.

Claro ejemplo es el que dio el pasado 22 de marzo la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quien, en compañía de los 16 alcaldes, estableció medidas para evitar, aún más, la propagación del coronavirus en la capital del país.

Entre las medidas, se estableció que los eventos públicos y privados que se desarrollen en la Ciudad de México no podrán sobrepasar un cupo de 50 personas.

Sin embargo, López Obrador no acató las indicaciones de Sheinbaum y esta mañana, durante su conferencia, estuvo acompañado por más de 100 personas.

Es evidente la poca importancia que le da el oriundo de Macuspana a un tema de esta índole.

Te puede interesar:  Pavlovich celebra lugar 27 de Sonora en incidencia delictiva