México. El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) irá a Veracruz, la entidad que más sufrió los estragos del huracán Grace; pero lo hará tres días después de la tragedia. Y eso, porque el viaje ya lo tenía programado.

Damnificados no son prioridad en la 4T

Para el primer mandatario visitar a los damnificados no es una prioridad. Lo primero que hará mañana en Veracruz; será asistir al acto conmemorativo de un aniversario más de los Tratados de Córdova, que tendrá lugar en esta ciudad.

-Publicidad-

Posteriormente se trasladará a Xalapa, en donde supuestamente anunciará un programa de apoyo a los damnificados, que no se sabe de dónde saldrá, pues ya no existe el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden).

El presidente no tiene previsto visitar otras regiones de Veracruz, como varias colonias de Poza Rica y zonas de Tecolutla, en donde decenas de familias perdieron sus casas y todas sus pertenencias a causa del huracán.

Los damnificados se dicen abandonados tanto por el presidente como por el gobernador del estado, Cuitláhuac García, quien tampoco se ha querido enlodar los pies.

Con este comportamiento, López Obrador confirma su falta de sensibilidad ante las tragedias provocadas por negligencia o por fenómenos naturales.

Tras las inundaciones severas que dejaron las lluvias en varias regiones de Tabasco durante el 2020, López Obrador se tardó aproximadamente un mes para visitar a los damnificados.

Y apenas en mayo pasado se negó a visitar a quienes resultaron lesionados por el derrumbe de la Línea 12 del Metro, con el argumento de que «No es mi estilo, no gusta la hipocresía, estoy pendiente, solidarizándome con familiares de las víctimas, pero esto no es de irse a tomar fotos, eso ya también al carajo, ese estilo, esa hipocresía».

Te puede interesar:  Calderón desea éxito a la Cuarta Transformación

JC