México. En su paso por Nuevo León, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, inauguró el nuevo Salón de la Fama del Béisbol Mexicano en el Parque Fundidora, en Monterrey. 

El mandatario recordó su gusto por este deporte y contó cómo lo vivía desde que era un niño. «En secundaria era prospecto para Grandes Ligas. Así como me ven», puntualizó. Además de Jaime Rodríguez «El Bronco», gobernador del estado de Nuevo León, que también estuvo presente en su conferencia matutina, estuvo en el evento el empresario Alfredo Harp Helú. 

-Publicidad-

«Es tanto el afecto que le tengo al béisbol que, dicho sea de paso, todavía juego, todavía macaneo y sigo bateando arriba de 300», continuó relatando López Obrador. 

 

JC