México. A partir de la instauración de elementos de la Guardia Nacional en la Frontera Sur, han surgido reportes de hostigamiento, por parte de los migrantes, que señalan el abuso y la violencia con la que son tratados desde el momento en que les exigen ver la documentación de estancia regular en México.

Resulta muy casual que después de tanto alarde, por parte de Donald Trum, para llevar a cabo la construcción del muro fronterizo, después de las negociaciones haya surgido esta nueva modalidad en la que un muro se está constituyendo, pero ahora, nada más y nada menos con con agentes de la GN, ejerciendo un trato ilegal para con los migrantes, incluso en las instancias en las que son albergados.

-Publicidad-

Cabe señalar que el artículo 76 de la Ley de Migración dicta que “El Instituto no podrá realizar visitas de verificación migratoria en los lugares donde se encuentren migrantes albergados por organizaciones de la sociedad civil o personas que realicen actos humanitarios, de asistencia o de protección a los migrantes”.

Recientemente, Alberto Xicoténcatl Carrasco, director de la Casa del Migrante señaló que esta situación se debe a las políticas migratorias que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tomó junto con el gobierno estadounidense con las que supuestamente se evitaría el paso de los migrantes hacia Estados Unidos, tras amenaza de imposición de aranceles a México.

Sin embargo, “los pactos arancelarios lo están pagando los migrantes”, aseguró Xicoténcatl en entrevista con Notimex.

Posterior a las denuncias realizadas por los migrantes y el personal de algunas organizaciones que brindan alojo a los mismos, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) anunció que se implementarían medidas cautelares a autoridades responsables del hostigamiento a los migrantes, con lo que se impediría que, tanto la Policía Federal, como la Guardia Nacional continúen acosando los refugios migratorios.

“La CNDH reconoce la relevancia trascendencia social de la labor de las personas defensoras de los derechos humanos en favor de quienes están en situación de movilidad, por lo que desaprueba que su trabajo sea obstaculizado mediante la estigmatización y el descrédito, que afectan de manera profunda y sensible a quienes ejercen esa actividad, y les coloca en situación de mayor vulnerabilidad”, señaló el organismo. 

¿De esto se trataba el plan migratorio de “apoyo” a los migrantes al que se comprometió López Obrador? 

Recordemos que antes de su reunión con Trump para establecer un acuerdo con respecto al problema migratorio, el presidente cuestionaba las medidas que el gobierno de Donald Trump utilizaba para supuestamente reducir el flujo migratorio, señalando éstos como una violación a sus derechos humanos.

Mientras tanto, Donald Trump ha expresado su agradecimiento al AMLO por enfrentar lo que él llama “la gran crisis de seguridad nacional en la frontera sur”, desplegando tropas de la GN en la frontera con Guatemal, con lo que se ha reducido en número de migrantes que intentan entrar a Estados Unidos.

Por su parte, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se reserva su opinión y, por el contrario, no deja de echar porras a las propuestas de López Obrador, ya que ha recibido su respectiva “tajada” con los supuestos apoyos del programa “Sembrando Vida”.

Te puede interesar:  En “cumpleaños” de la Constitución, AMLO es su mayor violador