México. Para la próxima administración presidencial, la nueva Ley Federal de Remuneraciones de los servidores públicos dicta que ningún funcionario deberá percibir un salario mayor al establecido para el presidente de la República.

Esta remuneración será de 108 mil pesos mensuales, es decir el 40% otorgado al presidente Enrique Peña Nieto, quien cobrará este mes su último pago con monto de 250 mil pesos.

-Publicidad-

También sufrirá una reducción importante el ingreso de los secretarios de Estado, que en promedio rondaba cerca de los 140 mil pesos por mes; según la disminución será de un 23% lo que reducirá los ingresos de más de 35 mil funcionarios.

Aun así, hay una diferencia importante entre las prestaciones del presidente y las que tendrá el resto de su gabinete, ya que según el artículo cuarto de la Ley Federal, no se consideran e la remuneración los apoyos y gastos relativos al desarrollo del trabajo, así como los recursos públicos invertidos en actividades oficiales.

Por lo que, no son considerados como parte del ingreso presidencial, por ejemplo el lugar donde se alojará el presidente electo, ni la ropa, pago de luz, gas, agua, predial; así como los alimentos, ni vehículos en los que se transportará el mandatario y su familia ni el sueldo del personal que atienda la residencia oficial.

Estas prestaciones, que hasta el momento han sido consideradas esenciales para el desarrollo de actividades de los presidentes mexicanos, no son otorgadas al resto de los funcionarios de gobierno.

No existe director general, subsecretario o secretario que cuente con una casa cuya renta se cubra con recursos de los contribuyentes. Tampoco el erario paga a estos funcionarios gastos relacionados con su vestimenta de trabajo, con la luz o con los alimentos que cotidianamente consumen sus familiares.

Te puede interesar:  Yo no presioné a la SCJN: Calderón

La principal diferencia entre Andrés Manuel López Obrador y el resto de su gabinete radica en que el próximo presidente podrá ahorrar prácticamente íntegro su salario, mientras que sus secretarios y demás colaboradores habrán de vivir con el ingreso asignado.

Contrapeso Ciudadano

Con información de El Universal

MEVS