México.- Luego de que  Andrés Manuel López Obrador acompañó al titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, para presentar el Plan de Desarrollo Integral del sur de México, Honduras, El Salvador y Guatemala. El funcionario mencionó que el propósito del documento “es tomar en cuenta el bienestar social del sur de México y de los países mencionados, tengan no solo crecimiento económico, sino también desarrollo social”.

Maestra internacionalista, Arlene Ramírez Uresti

Sin embargo, cabe cuestionar la posibilidad de que la 4T se esté exportando a centroamérica y sí así es el caso, la pregunta sería ¿para qué? Por lo que en entrevista para Contrapeso Ciudadano, la Maestra internacionalista, Arlene Ramírez Uresti indicó que sí se “podría intentarse de decir que se está exportando la Cuarta Transformación a Centroamérica” aunque no se tiene en principio claro qué es la Cuarta Transformación, por lo que habría que definirla primero, sin embargo  los países vecinos, no necesariamente coinciden con el estilo ideológico, corte político incluso con el estilo personal del presidente “no quiero decir con esto que no vaya a ser un programa que pueda permear porque ojalá se pueda hacer mucha labor por Centroamérica”, aclaró.

Además advirtió que “tendríamos que ver cómo no empataría el intentar exportar una ideología sexenal, con el tema de la no intervención y la Doctrina Estrada porque sería una contradicción que por un lado dice que no interviene” y por otro, es claro que AMLO quiere exportar su ideología política y sus planes secenales a Centroamérica, lo que “sería una gran contradicción”.

¿Existe comparación con política de Chávez para ganar apoyo diplomático con la creación del ALBA?

“De alguna manera sí”, pues explicó que son estrategias para posicionarse dentro de la región para lograr un objetivo y para anclarse, «pues no hay que perder de vista que el Gobierno de México ha prometido un Programa para el desarrollo del Triángulo Norte, de Centroamérica y que por falta de recursos, EU le dijo que sí pero no le dijo cuándo” y dicho programa para detener la migración a través de la reactivación de las actividades económicas del Triángulo Norte, «no se ha podido echar a andar porque no han llegado los recursos, entonces el Plan, podría detonar un posicionamiento para México en la región ya que no solo es un compromiso del inicio del gobierno, si no que además es uno que hizo con EU para que desde la región se pudieran alcanzar empleos, desarrollar las industrias y frenar la migración masiva porque detrás de esto está el poder controlar los flujos migratorios tan acertados que tenemos hoy en día”.

¿Han existido otros planes en beneficio de Centroamérica?

“No es el único esfuerzo que se ha hecho, está el Plan Puebla- Panamá, está el Programa para el Desarrollo en Mesoamérica, o de Centroamérica que tuvo Felipe Calderón y que además sigue vigente”. La internacionalista expuso su deseo de que ojalá el esfuerzo que se está llevando en conjunto con La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL); la voluntad política de los países involucrados, no sea solamente en el escrito si no que realmente exista porque lamentablemente hay casos en los que “los gobiernos al final del día no tienen la capacidad para solventar programas de coinversión para el desarrollo en conjunto”

Por lo que México, hoy por hoy, le parece que a pesar de que en las líneas de política exterior del Plan Nacional de Desarrollo, “el presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido claro en definir que la estrategia política trata de ser no invasiva y de no intervención, pues está muy orientada a la relación bilateral de los Estados Unidos y que a partir de esa relación es como se va dando la relación con otras regiones, en espera de que detone el desarrollo que pudiera ser actualmente la solución a los temas sociales como la migración, la trata de personas, los problemas de la frontera sur; ojalá se pueda mantener el tema presupuestal  y de seguimiento e iniciativa, que han sido muy valiosas desde la época de Vicente Fox, con el Plan Puebla- Panamá”.

¿Qué es lo rescatable del Plan?

Es conocido que los mecanismos de cooperación no han sabido administrar lo que les llega, por lo que Uresti afirmó: “ahí  sí coincido, en el hecho de que por ejemplo si nos vamos a Honduras, que es el país que más dinero recibe para el combate a la pobreza, es increíble que es el país más polarizado y con mayor desigualdad económica”, entonces lo que se necesitaría es que entre este Plan,  en estricta teoría, con el objetivo de «poder cambiar la estructura en la cual los gobierno reciben esos fondos internacionales para los programas económicos de desarrollo y  por otro lado que puedan impactar positivamente, en el mediano y largo plazo, las políticas públicas en el interior”.

MR