Al hacer pública una lista negra más, ahora de políticos supuestamente cochupeados  por el empresario Alonso Ancira, el presidente Andrés Manuel López Obrador se dio un balazo en el pie, pues entre los beneficiados aparece Gabino Cué, a quien él hizo gobernador de Oaxaca en el 2010.

Durante el 2008 y 2009 López Obrador visitó uno a uno todos los municipios de Oaxaca acompañado de Gabino Cué, a quien intentaba posicionar hacia las elecciones de gobernador que tendrían lugar en el 2010.

-Publicidad-

Durante todos los recorridos terrestres, López Obrador viajaba en una camioneta Suburban que era conducida por Gabino, quien, efectivamente, después fue el candidato de una alianza PAN-PRD que, por cierto, el político tabasqueño no cuestionó.

Gabino Cué encabezó un gobierno desastroso en Oaxaca. Dejó una deuda de 16 mil 200 millones de pesos y un saldo de tres mil 705 crímenes de alto impacto,526 feminicidios, 11 asesinatos de periodistas, 174 desapariciones de mujeres, 300 ataques a defensores de derechos humanos y una serie de irregularidades financieras que hasta el momento no han sido aclaradas.

Por instrucciones de López Obrador, Gabino Cué permitió desde un inicio que la CNTE controlada totalmente la educación en la entidad, algo que solo fue corregido con la reforma educativa a nivel federal aprobada en el 2014.

Según López Obrador, Alfonso Ancira le dio a Gabino Cué 823 mil 710 pesos en viáticos, algo que documentó con facturas y que aún si las hubiera, no significaría necesariamente un delito.

El cochinero que dejó en Oaxaca tras su paso como gobernador, apadrinado por López Obrador, está suficientemente documentado. Pero de eso no habló el presidente.

Te puede interesar:  López no descarta que superdelegado de Jalisco vinculado a farmacéuticas sea separado del cargo

 

JC