México. Luego de que el PAN presentara denuncias por el operativo fallido en que se detuvo y liberó a Ovidio Guzmán, hijo de «El Chapo»,  el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que tiene la consciencia tranquila y está dispuesto a comparecer por las decisiones tomadas la tarde y noche del jueves.

Tengo la conciencia tranquila y sé que actuamos de manera correcta, y vamos a seguir atendiendo las causas que originan la violencia, no se puede enfrentar el mal con el mal,», sostuvo el mandatario durante la conferencia matutina.

El mandatario justificó las decisiones tomadas al asegurar que la liberación se debió a la intención de salvaguardar vidas a cambio de la detención del presunto líder del Cártel de Sinaloa.

«El propósito de esta acción fue de salvar vidas, evitar una masacre; teníamos la información de lo que estaba sucediendo, una situación compleja y no podíamos arriesgar la vida de las personas por la detención de un presunto delincuente», añadió el mandatario en conferencia matutina.

Añadió que sus «adversarios, corruptos» utilizaron la política de la confrontación para supuestamente para garantizar la paz y acusó que solo produjo más violencia y masacres.

 

Te puede interesar:  Sedena asegura 130 kilos de drogas en Sonora