México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador se posicionó en contra de la propuesta del gobernador de San Luis Potosí, Ricardo Gallardo, de castrar a los violadores y dar pena de muerte a los feminicidas.

En la “mañanera” de este jueves, desde el Salón Tesorería, en Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo calificó dicha iniciativa como “politiquería” y una acción sensacionalista.

-Publicidad-

“No, no, no opino, porque eso tiene que ver más con el sensacionalismo, con el amarillismo y con la politiquería, con todo respeto; entonces, no me meto en eso”, sostuvo.

Al ser cuestionado sobre que la propuesta venía del gobernador Ricardo Gallardo, López Obrador manifestó que “sí, pero yo no contesto a eso, no caigo yo en ninguna provocación, es amor y paz”.

El mandatario estatal indicó, tras el asesinato de Chuyita, de 14 años, en el municipio de Villa de Arista, que fue víctima de abuso y feminicidio, entre el 14 y 15 de septiembre, que enivaría una reforma al Congreso del estado para exigir la pena de muerte a quien cometa feminicidios y se castre a los violadores.

“Primero vamos a pedir pena de muerte, pero como vamos a ver que se nos va a negar, porque es una reforma que tendría que ir a los 32 estados, vamos a pedir que se cape a los violadores, eso sí está en nuestras manos. Va a poder quedar asentado en las leyes del código penal local y vamos a capar literalmente a todos los violadores”, mencionó ayer.