Hace un par de días, hablábamos sobre que el presidente Andrés Manuel López Obrador mantenía en el olvido a las personas desaparecidas, esto pese a prometer en campaña electoral que sería prioridad para su gobierno.

Ayer, previo al informe del Sistema Nacional de Búsqueda, decenas de familiares de desaparecidos le recriminaron al tabasqueño su actuar, señalando que su actuar como mandatario es igual que el de sus antecesores, además de que lanzaron consignas como : “Hijo, padre, madre, hermano, estamos en la lucha”, “Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos”, entre otros.

Ante los incesantes reclamos, López Obrador quiso lavarse las manos diciendo que la culpa es de los gobiernos anteriores por haberle dejado una herencia de violencia y desaparecidos, por lo que les pidió paciencia y confianza, ya que, según él, no es igual que los otros presidentes.

“No se confundan, no somos iguales, no somos corruptos, no permitiremos la impunidad, no somos encubridores y queremos que se haga realidad la justicia en México”,  aseguró.

Además, para apaciguar los ánimos, el oriundo de Macuspana afirmó que él no se ocultará y dará siempre la cara para que haya justicia por los desaparecidos, además de que hará reuniones periódicas cada tres meses para dar avances y resultados.

“Nos vamos a reunir aquí para que entre todas y todos avancemos en el propósito de encontrar a los desaparecidos por la violencia, no voy a ocultarme, voy a dar la cara, siempre”, enfatizó.

Es fácil para el mandatario dar la cara, pero lo mejor sería que destinara recursos para buscar desaparecidos, ya que de acuerdo a cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el presupuesto para cumplir con la función de Búsqueda de Personas Desaparecidas no Localizadas tuvo un recorte de 86.5 por ciento durante los primeros meses del año, esto respecto al monto aprobado en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

En el reporte mensual de finanzas públicas a abril, la dependencia reporta que el presupuesto para dicha función pasó de 32.4 millones de pesos a 4.4 millones en un lapso de cuatro meses.

Sin embargo, ayer, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, señaló que el señaló que el gobierno trabajará de forma inmediata para la identificación de las personas en fosas comunes, por ello, dijo, habrá una inversión de 410 millones de pesos para reforzar los sistemas forenses en México.

Encinas Rodríguez explicó que 120 millones provendrán de la Comisión Nacional de Búsqueda y 290 millones serán de recursos federales.

Es una buena decisión del gobierno, pero porque esperar más de seis meses para destinar estos recursos.