La mañana de este viernes Andrés Manuel López Obrador realizó la inauguración de la primera etapa constructiva de la refinería de Dos Bocas Tabasco y aunque lo anunció con Bombo y Platillo, la realidad es que solo se trata de las oficinas de lo que será la refinería.

AMLO recorrió las zonas altas de las instalaciones y sostuvo que la construcción de la Refinería Olmeca significa la independencia energética, ante una crisis global de combustibles derivado de factores como la guerra de Rusia contra Ucrania.

-Publicidad-

«Significa el ser independientes, ante una crisis energética como la que se está viviendo ahora, pues tenemos nuestra gasolina, nuestro diésel y podemos conservar los precios, para beneficio de los mexicanos, de la industria y de los consumidores. Es un orgullo decir que es más barata la gasolina en México que en Estado Unidos», sostuvo AMLO.

Aunque las estructuras de la refinería Dos Bocas, en su mayoría, ya se encuentran, esta aún no es operativa.

Las plataformas donde se asentarán los contenedores, el mechero o antorcha central (la estructura más alta de la obra). Así como los almacenes, las plantas de destilación, los cuartos de operación y el reactor primario para la refinación todavía están inconclusos.

“De dos a tres años para que esto funcione al cien», coinciden distintos trabajadores de uno de los megaproyectos más sentidos del presidente de México, el que está en su terruño, el que prometió desde su primera campaña presidencial.