México. Luego de que Rosario Piedra fuera designada como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el presidente Andrés Manuel López Obrador se dijo contento al asegurar que esto abre la posibilidad para que la CNDH deje de ser un «organismo alcahuete».

«Lo veo bien, creo que es de justicia, se trata de una mujer que padece por la desaparición de su hermano, hija de doña Rosario Ibarra de Piedra, fundadora de Eureka, de las mujeres en circunstancias muy difíciles comenzaron a buscar a sus hijos. Esto abre la posibilidad de que la CNDH deje de ser una pantalla, un organismo alcahuete del régimen y se profundice en las investigaciones; se acabe con la impunidad y se dé una respuesta a los familiares de las víctimas. Entonces sí estoy contento», sostuvo.

A su vez, el mandatario sostuvo que «los conservadores» no quieren pues buscan tener personas «a modo», y acusó que eso pasó en el periodo «neoliberal».

López Obrador criticó que la titularidad de la Comisión estaba ocupada por especialistas distinguidos «por cobrar bastante».

«Pus tenían que recibir muy buenos sueldos pero al mismo tiempo siempre guardaban un silencio cómplice, encubrían, nada se sabía a nadie se castigaba», sostuvo.

Aprobaron el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra para la CNDH

La tarde de este miércoles se avaló a Rosario Piedra Ibarra para la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Lo anterior se logró gracias a la mayoría calificada que tiene Morena  en el Senado de la república. Ya que Ibarra fue elegida con el voto de 76 senadores  de los 114 que estaban presentes durante la discusión y la votación.

Te puede interesar:  No hay quejas contra la Guardia Nacional: SRE

En una cerrada votación en la que logró justo los 76 votos necesarios, la presidenta del Senado Mónica Fernández. Anunció que será hasta el próximo martes cuando se le llame a rendir protesta.

Morena hace trampa para titular de la CNDH

Cabe destacar que esto también se logró porque Morena pidió que se hicieran tres votaciones ya que, las dos primeras fueron la semana pasada y sólo con eso según el reglamento se tuvo que pedir una tercera terna.

Arturo Peimbert logró 24 votos y el ex magistrado electoral Jesús Orozco sólo ocho.

Al respecto, la panista y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Kenia López, sostuvo que México no puede tener una presidenta a modo, «tener una presidenta carnal, tener una presidenta subordinada en la CNDH le hará mucho daño a este país».

NGF