México. En su estancia en Chihuahua, como era de esperarse, Andrés Manuel López Obrador, presidente el país, fue cuestionado respecto al contrapeso que lidera el gobernador del estado, Javier Corral, aunque al inicio no quiso tocar el tema terminó por expresarse.

Cuando llegó al estado de Chihuahua, y tras ser recibido por Corral, López Obrador no quiso hablar de la polémica.

Más tarde intervino: «Si Javier Corral hace un cuestionamiento al gobierno federal, está en su derecho a disentir y se le va a respetar siempre. Es más; merecen más respeto los opositores que los abyectos. Que quede eso muy claro», comentó el presidente al pedir respeto.

Te puede interesar:  Recibimos el INM podrido, aun no se termina con la limpieza: López Obrador