El presidente Andrés Manuel López Obrador tiene contemplado destinar a la Ciudad de México el 63.5 por ciento de los recursos para programas sociales, una decisión injustificable  que tiene por objeto fortalecer con un dineral la campaña adelantada de Claudia Sheinbaum, la “corcholata” favorita del inquilino de Palacio Nacional.

El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2022 contempla recursos por  781 mil 300 millones de pesos para programas sociales a nivel nacional, lo que representa un incremento del 16 por ciento respecto al actual 2021.

-Publicidad-

De esta cantidad, el 63.5 por ciento, es decir, 495 mil 900 millones de pesos, irán a la Ciudad de México, como si en la capital de la República se concentrara la mayor población en situación de pobreza.

El caso más extremo es del programa de Pensión para Adultos Mayores, ya que de los 238 mil 14 millones que contempla el PEF-2022, 235 mil 30 millones irán para la Ciudad de México.

Es decir, prácticamente todos los recursos de este programa se destinarán a la Ciudad de México, como si en la entidad vivieran todas las personas mayores de 65 años que necesitan de esta pensión.

Más burdo no puede ser: en realidad, lo que busca López Obrador con estas decisiones es dotar a Claudia Sheinbaum de enormes cantidades de dinero para utilizarlo de manera clientelar y fortalecer su imagen con miras a la sucesión presidencial del 2024.

Respecto a la distribución geográfica del resto de los recursos hay una gran opacidad e indefinición, como lo documentó un estudio realizado recientemente por la organización civil –de esas que tanto odia López Obrador–  México Evalúa.

JC