México. Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador acusó el poco control de armas que hay en Estados Unidos, aunque intentó no acusar directamente a nadie para evitar que el asunto pueda ser utilizado con fines electorales.

Durante su conferencia de prensa, el mandatario acusó que tanto demócratas como republicanos no han dado importancia a la regulación de armas en Estados Unidos.

-Publicidad-

«No es un asunto de buenos ni malos. Si vemos las cosas con objetividad, tendríamos que decir que en los dos partidos principales de Estados Unidos ha habido poca atención al control de las armas».

López Obrador reafirmó que en Estados Unidos urge una reforma sobre la adquisición de armamento y rechazó la existencia de acuerdos confidenciales entre autoridades mexicanas y estadunidenses para la introducción de armas ilegales, como una vez sucedió con la famosa operación «Rápido y Furioso».

A pesar de su afirmación, el presidente prefirió no responder si los dichos discriminatorios del presidente Donald Trump fueron los causantes de la masacre, ya que no quiere que usen sus declaraciones en las próximas campañas electorales del país vecino.

El pasado sábado, Patrick Crusius, de 21 años, entró a una tienda Walmart en El Paso, Texas, cerca de la frontera de Estados Unidos con México, y comenzó a disparar contra los presentes ocasionando hasta el momento 22 muertos.

CA