Andrés Manuel López Obrador mide con distintas varas a los integrantes de su gobierno. Por un lado, invitó, aceptó e ingonoró los señalamientos de nexos con el narcotrafico de Quirino Ordaz para que sea el nuevo embajador de México en España. Por el otro, atacó, cuestionó y provocó el linchamiento mediatico contra Brenda Lozano, la agregada cultural de México en España.

A Quirino Ordaz, gobernador del estado en donde se originó el «Culiacanazo», en donde se liberó a Ovidio Guzmán, le llegó la más cordial invitación por parte de AMLO para sumarse a su gobierno como embajador.

-Publicidad-

En contraste, durante sus conferencias matutinas, Obrador criticó y hasta pidió el despido o renuncia de Brenda Lozano como agregada cultural de México en España.

¿La razón? Por no estar completamente de acuerdo con las acciones del gobierno de López Obrador, Morena y la 4T.

“Voy a proponerle a Marcelo [Ebrard] que sea una mujer indígena, una poeta del centro del país, mexica”, ha dicho López Obrador, y ha precisado: “Hay hombres y mujeres con mucha preparación y ya ni hablar de cultura, ellos encarnan la cultura”.

Te puede interesar:  Cierran el Ángel de la Independencia por trabajos de restauración de daños tras el 19-S