México. América Latina se ha convertido en uno de los escenarios más críticos en la pandemia del virus SARS-CoV-2. En este sentido, el alto número de contagios y muertes por Covid-19 pusieron en evidencia las fuertes crisis económicas y la  desigualdad social en la región. 

Bajo este panorama, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), lanzó el informe «El impacto del COVID-19 en América Latina y el Caribe». En dicho material, además de la emisión de algunas recomendaciones a nivel gubernamental, el organismo emitió posibles panoramas para la demarcación. 

Covid-19 como disparador de pobreza en AL

De acuerdo con el análisis elaborado por la ONU, la contingencia sanitaria provocará en América Latina y el Caribe, su recesión económica más grande a lo largo de los últimos 100 años. En este sentido, el estudio estimó una caída del 9.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en la región. 

-Publicidad-

Tomando en cuenta tal choque financiero, la institución internacional advirtió que es posible que el número de personas en condición de pobreza tenga un crecimiento de 45 millones. Tal situación, dejaría en Latinoamérica un total de 230 millones de pobladores sin el total acceso a la satisfacción de sus necesidades. 

Mientras tanto, pronosticó que la Covid-19 puede dejar 28 millones de habitantes en situación de pobreza extrema. Con tal aumento, alrededor de 96 millones de hombres y mujeres permanecerán en dicha categoría. 

Covid-19 acentúa desigualdad social en AL

El informe de Naciones Unidas también dejó claro que una de las principales problemáticas de Latinoamérica y el Caribe, es la desigualdad.  Así, se ha convertido en uno de los principales detonantes de la crisis en los países que conforman la región. 

En primer lugar, la demarcación es víctima de una desigualdad por ingresos. Es decir, si bien la mayor parte de las naciones que integran la zona están clasificadas como de «ingreso medio», también gran parte de su población  interna se encuentra en situación de pobreza o propensa a caer en ella. 

En segundo término, la desigualdad por género también es una constante. Resulta que en Latinoamérica, además de que las mujeres tienen una menor participación en el mercado laboral, la carga de trabajos no remunerados es tres veces más grande para el género femenino que para el masculino. 

Te puede interesar:  Del Mazo prefiere no asistir a evento de AMLO por precaución contra coronavirus

Finalmente y como la cereza del pastel, la frecuencia de desastres naturales también provoca que  las repercusiones de la pandemia sean mayores. Según la ONU, dichos fenómenos son más frecuentes en el Caribe debido al cambio climático. 

ksgm

Te puede interesar: México será uno de los países más pobres de AL por el Covid-19: ONU