México.- Luego del «permiso» que pidió el presidente Andrés Manuel López Obrador a la Madre Tierra para la construcción del Tren Maya, ambientalistas y ciudadanos marcharon en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, para insistir en que los pueblos originarios por donde pasará la megaobra sean consultados.

Los integrantes de la Red Ciudadana en Defensa de la Vida y de la Madre Tierra dijeron no estar en contra del proyecto que hoy fue puesto en marcha por el primer mandatario tabasqueño, pero consideraron necesario escuchar la voz de las comunidades.

-Publicidad-

La marcha, que también fue para agradecer a la naturaleza por los servicios que provee, partió del manantial La Kisst hacia el humedal de María Eugenia, donde además realizaron una ceremonia maya.

Los manifestantes urgieron mayor conservación de las zonas de reserva ya que algunas enfrentan invasiones, construcción de viviendas, tala, quema de flora y otros saqueos.

MO

Te puede interesar:  ¿Hijo de AMLO comprará al Cruz Azul? Esto es lo que debes saber