La cantante, actriz y compositora de soul estadounidense Alicia Keys resultó ser la misteriosa compradora de la espectacular mansión que inspiró el hogar de Tony Stark en  en la saga de Marvel y que es popularmente conocida como la ‘mansión Iron Man’.

La casa, que en realidad se llama Razor House (La casa Cuchilla) está situada muy cerca de la localidad La Jolla, en California y salió al mercado en el 2018.

La también creadora de música R&B, adquirió la propiedad por un monto cercano a los 20 millones de dólares, siendo la transacción más cara de San Diego California en lo que va del 2019.

El nuevo hogar de la artista fue diseñado por el arquitecto estadounidense Wallace E. Cunningham; su estructura es curva, tiene paredes de cristal e infinitas vistas al Océano Pacífico. Tiene 3,120 metros cuadrados y cuatro dormitorios, una sala de estar circular, biblioteca, sala de cine, sala de juegos y dos cocinas, además de piscina climatizada y una gran terraza en la azotea.

CHG