México.- Aún cuando cada vez son más las vacunas contra el coronavirus que se están desarrollando, no muchas podrán ser viables para países de América Latina.

Los requerimientos necesarios para la preservación de las dosis y su alto costo son una gran problemática.

-Publicidad-

En el caso de la vacuna de Pfizer, el que tenga que estar almacenada a una temperatura de -70° C es, sin duda, un reto para muchos países en desarrollo.

Esta temperatura se equipara a algunas de las más bajas registradas en la Antártida y es mucho menor que la que cualquier congelador común puede ofrecer, lo que obstaculizará, en su momento, su distribución y almacenaje.

En tanto, la vacuna de Moderna tiene la ventaja de almacenarse a menos de 20° C, una temperatura fácil de garantizar con los congeladores que habitualmente se utilizan.

No obstante, su alto costo si es un impedimento, ya que costará aproximadamente 80 dólares, equivalentes a 1800 pesos mexicanos.

Por su parte, la vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca parece que será la ideal para muchos países, pues su disponibilidad es casi global, además de que no necesita congelación y tendrá un bajo costo, pues se asegura que será menor a 10 dólares.

EJRM

Te puede interesar:  Con iniciativa para reorientar presupuesto, AMLO ejecutará proyectos a su favor