Alejandro Rojas, quien pelea por la dirigencia nacional de Morena, anunció que no impugnará el nombramiento de Alfonso Ramírez Cuéllar como presidente del partido, siempre y cuando el INE determine reconocerlo. 

Además aseguró que quiere reunirse con él y con el resto de los aspirantes a la dirigencia, como Yeidckol Polevnsky, Bertha Luján y Mario Delgado, para buscar darle cumplimiento a la sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) sobre el proceso interno del partido en parálisis desde octubre. 

Explicó que ya pasaron los 90 días que fijó la máxima autoridad electoral como plazo para convocar a la renovación de dirigentes en todos los niveles y el único método posible ahora es el de tres encuestas a realizarse en los próximos tres meses. 

“Es muy importante que la militancia de Morena tenga conocimiento de que el Tribunal Electoral nos dio la razón y consideró como legal, y estatutariamente válido, también el método de las encuestas como el otro mecanismo para elegir a nuestros dirigentes, al no existir padrón completo y ser imposible convocar a la realización de los congresos distritales por no estar actualizado el padrón y no haber credencializado a todos”

Finalmente indicó que las encuestas deberían aplicarse entre todos los simpatizantes de la «cuarta transformación» y no en el “padrón rasurado” del 2014 que está en el INE y que es de apenas 300 mil militantes. 

MR

Te puede interesar:  Hay una dictadura en Morena: Alejandro Rojas