México. Luego de que ayer por la mañana alcaldes que protestaban afuera de Palacio Nacional fueran dispersados con gas lacrimógeno y el vocero de la Presidencia, Jesús Rampirez sostuviera que se trató de «una dosis moderada» y solo para salvaguardar a los trabajadores del recinto, el mandatario, Andrés Manuel López Obrador dijo lamentar los hechos.

Durante la conferencia de este miércoles, el mandatario sostuvo que se trató de una provocación y los manifestantes quisieron meterse por la fuerza y «no se comportaron» pues además aseguró que no es el lugar y a donde tienen que acudir a solicitar más recursos es a la Cámara de Diputados.

«Muy lamentable, se querían meter por la fuerza, no se comportaron de manera correcta, les gana mucho el ansia opositora. Aprovecho para decirles que aquí no es el lugar para reclamar, es en la Cámara de Diputados», dijo.

Al respecto de las quejas, el mandatario aseguró que la decisión se tomó en la puerta de Palacio Nacional porque sintieron «que había una amenaza».

Ante las amenazas de más protestas por parte de los alcaldes, el mandatario los invitó a llegar más temprano, no a las 6:00 o 7:00 de la mañana, «que se levanten a las 4:00 de la mañana» y asistir más veces.

«Sí, es una provocación. Yo les recomendaría que si ellos quieren tener más presupuesto, y en eso sí les ayudamos, les damos la fórmula de cómo ahorrar, bajar los sueldos de funcionarios», añadir

Te puede interesar:  Investigadores y científicos entregan carta a AMLO, piden no ser denostados