La operación de la mafia rumana, encabezada por Florian Tudor, que se dedicaba a clonar tarjetas de débito mediante la manipulación de cajeros automáticos en zonas turísticas del sureste del país, no hubiera sido posible sin una red de protección de las autoridades.

De la investigación realizada por la organización Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad (MCCI) que fue difundida en junio del año pasado, se desprende que al menos tres alcaldes surgidos de Morena facilitaron las operaciones de la mafia rumana en Quintana Roo.

Ellos son los alcaldes morenistas que apoyaron las operaciones de Florian Tudor

-Publicidad-

Se trata de la alcaldesa de Puerto Morelos, Laura Lynn Fernández Piña; la alcaldesa de Benito Juárez (Cancún) Mara Lezama, y la de Solidaridad (Playa del Carmen) Laura Beristain.

De acuerdo con la investigación, estas alcaldesas facilitaron la operación de la mafia de Tudor al otorgarles facilidades para la instalación de decenas de cajeros automáticos, mismos que después serían manipulados para ordeñar las tarjetas de los usuarios, sobre todo de turistas.

En las indagatorias también aparece mencionado Gregorio Sánchez Martínez, alias El Greg, quien fuera alcalde de Cancún y precandidato de Morena al Senado en el 2018.

Además de obtener facilidades para la instalación inusual de decenas de cajeros de banco Multiva, la mafia rumana contaba con la protección de las policías de los municipios citados y de otros ubicados en lo que se conoce como la Riviera Maya.

En la investigación también se mencionan los nombres de René Bejarano, militante activo de Morena y del diputado local del PVEM al Congreso de Quintana Roo, José de la Peña Ruiz de Chávez, quienes han negado tener vínculos con la mafia.

Te puede interesar:  Detienen en QRoo a presunto líder de tráfico de cubanos

La alcaldesa de Puerto Morelos, Laura Lynn Fernández Piña, ganó una diputación federal en las pasadas elecciones, por lo que ocupará un lugar en San Lázaro y tendrá fuero a partir del próximo 1 de septiembre.

La alcaldesa de Cancún, Mara Lezama consiguió su reelección, por lo que seguirá gobernando su municipio, mientras que la alcaldesa de Solidaridad, Laura Beristáin, perdió las elecciones, en las que buscaba su reelección.