El dirigente y dueño del Partido del Trabajo, Alberto Anaya Gutiérrez, tiene una razón de peso para oponerse a la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, de desaparecer los plurinominales. Ya que lleva 17 años aprovechándose de la figura de los diputados y senadores «plurinominales».

“Hipócrita, eso es lo que eres”: Ciudadanos a el “presidenciable” Noroña

Alberto Anaya del PT lleva 17 años viviendo de los «plurinominales»

-Publicidad-

Y es que el “camarada Anaya”, como le gusta que le digan, lleva 31 años viviendo de los impuestos de los mexicanos. Esto a través de diputaciones y senadurías alternadas, todas ellas por la vía plurinominal.

En total, Anaya ha sido legislador en siete ocasiones. Y va por la octava, pues nuevamente se autocolocó en el primer lugar de la lista de candidatos plurinominales. Y estará nuevamente en San Lázaro, en la silla del coordinador del PT.

Anaya ha sido diputado federal en cuatro ocasiones y con la que acaba de “ganar”, serán cinco. Y ha sido tres veces senador de la República. Y jamás ha tenido que realizar campaña alguna para llegar a esos puestos.

Su primera diputación federal la obtuvo en 1988, cuando el entonces Partido Socialista de México (PSM), que un año más tarde cedió su registro para la fundación del PRD, lo puso en las listas de plurinominales.

En 1990 Anaya fundó el PT y cuatro años después regresó a San Lázaro, ya cobijado por su nuevo partido. A partir de entonces ha brincado como chapulín de la Cámara de Diputados al Senado de la República hasta lograr el récord, difícil de igualar, de estar en ocho legislaturas, contando la que empezará el próximo 1 de septiembre.

Te puede interesar:  Noroña dice que Calderón es “peor que una botella de alcohol adulterada”

Desde su fundación, el PT solo ha tenido un dirigente nacional: Alberto Anaya, quien ha sido lo suficientemente astuto y tramposo para burlar la ley y permanecer como dirigente con distintas denominaciones.

Durante varios años convirtió al PT en rémora del PRD, gracias a lo cual mantuvo su registro y por supuesto, sus lugares en San Lázaro o en el Senado.

En elecciones estatales y municipales se ha aliado indistintamente con el PAN o con el PRI, siempre y cuando le garanticen la sobrevivencia de su franquicia. Y aunque ahora está con Morena, por ningún motivo apoyará la propuesta de desaparecer los plurinominales. Porque…¿De qué va a vivir?

JC