Puebla-.El pueblo de Puebla, gobernado por Morena por cierto, se encuentra sumamente enojado con la cuarta transformación. A tal grado que tuvieron que increpar al presidente quien sólo contestó «¡Ah, pérate! Orita te atiendo».

Con un desinterés increíble, el presidente Andrés Manuel López Obrador se preocupó más por si lo iban a dejar hablar que por las necesidades de los poblanos.

-Publicidad-

Durante su visita al municipio de Huachinango, en Puebla, varios vecinos no dudaron en interrumpir el evento para plantear sus problemas al tabasqueño. Sin embargo, la seguridad fue totalmente insuficiente y decenas de personas llegaron con López Obrador.

Más interesado en él y sólo en él, preguntó: «¿Me van a dejar hablar? ¿Me van a respetar?».

Quedó claro que así le habla AMLO a la ciudadanía poblana cuando no eligen a sus amigos en las elecciones y le muestran su desacuerdo.

Revista «The Lancet» reprueba a AMLO en el manejo de la pandemia

Te puede interesar:  Ebrard anuncia disminución de 56% en migración de Centroamérica