México.- Pese a que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no saldría del país a menos que fuera estrictamente necesario. MCCI exhibe que agencia vinculada a funcionarios cobra 9 mdpp por comprar boletos de avión para AMLO.

Durante el sexenio de la 4T, el tabasqueño dejó en claro que no usaría el avión privado de la federación y mejor viajaría en vuelos comerciales.

-Publicidad-

Esto como supuesta medida de austeridad que profesa Obrador, que para Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) no es tan cierto.

Y es que al investigar sobre los gastos de presidencia, revelaron que compran sus vuelos a la agencia de viajes Accesturismex.

Empresa ligada con dos funcionarios federales de la cuarta transformación y que se han beneficiado con pagos directos y contratos que ascienden a los 9 millones de pesos.

Solo por reservar vuelos, hospedajes y comidas durante las pocas giras de trabajo del mandatario y su equipo de trabajo.

Accesturismex cuenta con una dirección fiscal en la colonia Clavería, en Azcapotzalco. Pero lo que más llama la atención es que ésta misma está vinculada con el antiguo domicilio de compañías fantasma del polémico Javier Duarte.

De acuerdo con los documentos revisados por la organización, la relación entre el Gobierno Federal y la agencia se remontan al 2019.

PRESIDENCIA NIEGA SUS VINCULOS CON ACCESTURISMEX

Ante el escándalo de los contratos millonarios, MCCI exigió que las oficinas de AMLO dieran una explicación sobre estos gastos. Pero solo se limitaron a decir que no existe una relación con esta empresa.

Lo que obligó a MCCI a buscar más información y lograr obtener la copia de dos contratos de Presidencia con Accesturismex en 2020 y 2021.

TE PUEDE INTERESAR: “AMLO ES UN PRESIDENTE CHIQUITO, AHOGADO EN SUS OBSESIONES”: LORET DE MOLA

Los documentos detallan que cumplen con la entrega de “servicio para la reservación y compra de pasajes aéreos, hospedaje y alimentación para el titular del Ejecutivo Federal y su entorno”.

El primero de ellos es por 3 millones 879 mil pesos y el segundo es de 3 millones 965 mil pesos. Mientras que los 887 mil pesos restantes quedaron volando porque no hay un documento que indique dónde se utilizaron.